Empresa con más de 50 años de experiencia, especializada en el proceso de estampado. Catálogo de productos de Hot Stamping Foil, Ribbon, Transfer, clichés de magnesio, plata…
Empresa con más de 50 años de experiencia, especializada en el proceso de estampado. Catálogo de productos de Hot Stamping Foil, Ribbon, Transfer, clichés de magnesio, plata…

Ventaja sobre los competidores

81438315Hace unos días, la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), daba a conocer que el sector batió el pasado año todos sus récords anteriores en comercio exterior, al alcanzar unas ventas de 2.640,5 millones de euros y 154,2 millones de pares. Datos representan sendos crecimientos del 17% y el 14% respecto a 2013. Unas cifras históricas sustentadas no solo en los incrementos registrados en los mercados emergentes, como sucedía en años precedentes, sino sobre todo en la recuperación de la principal zona de destino del calzado español, la Unión Europea. El calzado ‘made in Spain’ llega ya a cerca de 180 países en todo el mundo.

Eso da una idea de la pujanza del sector, en el que «las empresas continúan realizando un fuerte esfuerzo en contención de costes y ajustando márgenes para seguir ofreciendo en los mercados internacionales un producto altamente competitivo y de máxima calidad y diseño», indica FICE.

En el informe se destaca que España «no sólo no ha perdido competitividad frente a sus competidores más importantes, sino que incluso ha ganado cuota de mercado internacional». De hecho, la exportación del sector italiano del calzado registró en 2014 un crecimiento del 3% en valor y cayó un 1,4% en pares.

Internamente, además, el calzado gana protagonismo respecto a otros sectores. Las exportaciones españolas de mercancías crecieron un 2,5% en 2014, hasta alcanzar los 240.034,9 millones de euros. El 17% de incremento del sector zapatero se sitúa casi 15 puntos por encima de la media de las exportaciones españolas de mercancías.

Las ventas a los 28 miembros de la UE suponen el 76% del total de la facturación exterior y registraron el pasado año un 20% de aumento en valor (2.015 millones de euros) y un 16% en volumen (120 millones de pares). El mercado europeo en su conjunto absorbe el 81% de las exportaciones del sector en valor con un incremento del 18% en 2014. El comportamiento de los principales mercados fue favorable, en términos generales.

Francia se afianza como principal cliente del calzado español, con el 22% del total de las exportaciones, con 577 millones de euros (+21%) y 34,3 millones de pares (+13%). Teniendo en cuenta que el vecino país tiene 66 millones de habitantes, estadísticamente se puede decir que más de la mitad de los franceses calzan zapatos españoles.

En segundo lugar, Italia, principal competidor en los mercados interiores, cada vez compra más calzado español, hasta 265 millones de euros (+13%) y 19 millones de pares (+24%) en 2014. Alemania se afianza en el tercer puesto, con incrementos del 13,5% en valor y del 3,2 en volumen, y un incremento del precio medio del 10%. Reino Unido experimentó el año pasado un incremento significativo del 19% en ambos conceptos.

Del resto de los grandes mercados de la UE, Portugal fue el único que experimentó retrocesos en sus cifras (-0,4% en valor y -13% en pares), mientras que crecieron las ventas a Bélgica (40% y 22%, respectivamente), Países Bajos (27% y 12%), Polonia (53% y 44%) o Grecia (24% y 12%). Por su parte, Rusia cayó al puesto 14 y tras varios años de fuerte crecimiento, se constata un cambio de tendencia. Se mantiene una ligera subida del 2,6% en pares pero el valor cae un 5,5%.

Extracomunitarios

Las exportaciones a destinos extracomunitarios suponen el 24% del total y aumentaron en su conjunto un 8%, muy por debajo del 20% registrado en la UE. El 9% de la exportación de calzado se dirige al continente americano, que aumentó en el mismo porcentaje. El principal cliente es Estados Unidos, primer destino del calzado español fuera de Europa y sexto en el ‘ranking’ mundial, con un aumento del 13% en valor (145 millones de euros) y del 7% en pares (3,5 millones de pares). El precio medio de exportación es el segundo más elevado, 41,7 euros/par (frente a los 17,13 euros del general de la exportación, que también creció un 2,2%). Canadá presenta un buen crecimiento, del 13% tanto en volumen como en valor.

Asia supone el 7% del total y presentó el año pasado una tasa de crecimiento en valor del 10%. Teniendo en cuenta que ese continente representa el 60% de la población mundial, FICE considera fundamental «seguir reforzando la presencia española en esa área del mundo con gran potencial de crecimiento». En Japón, primer país comprador de calzado español en Asia (y undécimo mundial), las exportaciones continúan creciendo (30% en volumen y 8% en valor). China se sitúa ya en el puesto número trece del ‘ranking’ (40 millones de euros) con unos incrementos del 15% en pares y 8% en valor, y un alto valor del precio medio de exportación a este mercado (36,4 euros/par).

También hubo crecimientos destacables en facturación en otros mercados asiáticos emergentes: Corea del Sur (48%), Israel (24%), Taiwán (19%), Kuwait (15%), Emiratos Árabes (10%), Hong Kong (20%).

Ya con una presencia mucho menor se sitúan los otros dos continentes, África y Oceanía, donde el calzado español también va abriéndose camino. Las ventas a los mercados africanos representan un 2% del total, con un crecimiento del 18% durante el paso año, mientras que Oceanía compra el 1% de las exportaciones, con un crecimiento del 23% en el pasado ejercicio.

Via